Acepta el granjero que hay en ti

marzo 11, 2016
Da vida a tus fines de semana invernales con un jardín de hierbas adentro. Observar cómo algo crece durante el invierno elevará tu espíritu, además puedes usar la cosecha para que tus recetas sean más frescas. Y lo mejor de todo, ¡los niños pueden ayudar! ¡Deja que cada miembro de la familia escoja una hierba apta para interiores, ponte los guantes de jardinería y prepárate para cultivar!

¡Hurra para las hierbas!

Las hierbas son increíbles para los jardines de invierno. Se pueden plantar en casi cualquier lugar y se adaptan bien junto a una ventana al sol. ¡Mejor si es en dirección sur o sudoeste! Riega regularmente pero asegúrate que las macetas tengan un buen drenaje para que las raíces no se ahoguen. ¡Prueba plantar estas hierbas que combinan excelentemente con las recetas de invierno!

Acepta-el-granjero-que-hay-en-ti-Ziploc
Y, por si acaso, estas son las necesidades básicas de luz solar para las hierbas anteriores:


  • Salvia: 6 a 8 horas de luz solar fuerte.
  • Eneldo: 5 a 6 horas de luz solar directa
  • Menta: de 4 a 6 horas de luz solar directa (sol matutino y sombra parcial a la tarde)
  • Romero: de 6 a 8 horas de luz solar directa
  • Tomillo: 6 a 8 horas de sol pleno
  • Cebollinos: 6 a 8 horas de luz directa del sol

Comienza con semillas y un día sábado

Acepta-el-granjero-que-hay-en-ti-Ziploc
Dejar que tu hijo plante semillas en una maceta para luego trasplantarlas en el patio es una gran forma de mantenerlos entretenidos en una tarde nevada. Dile que se arremangue y que coloque papel de periódico porque será el responsable de todo.

Materiales

  • Semillas
  • Recipiente Ziploc®
  • Tierra
  • Marcadores de plantas para descargar
  • Cartones de huevo o tubos de papel higiénico

Indicaciones

  • 1 Una vez que hayan seleccionado sus cultivos, utiliza un contenedor Ziploc® grande (para que la mesa o el mesón no se mojen al regarlos), y recubre con cartones de huevos o tubos de papel higiénico verticales.
  • 2 Rellena los tubos con tierra, planta las semillas y etiqueta estos primeros cultivos improvisados con un palito de helado y un marcador a prueba de agua.
  • 3 Cuando las semillas estén listas para transferirlas, plántalas en macetas o en la tierra, con un drenaje apropiado sin alterarlas: con los cartones de huevos, los tubos de papel higiénico y todo. ¡El cartón es biodegradable en la tierra!
Acepta-el-granjero-que-hay-en-ti-Ziploc


¿Y ahora qué?

¡Tu huerto ha crecido! ¿Y ahora qué hacemos? Para comenzar, agrega las hierbas cosechadas a cada receta que tengas para así refrescar las comidas de invierno. ¿Aún te quedan más? ¡Perfecto! ¡Hay un montón de maneras de utilizar las hierbas!

Sal de apuros con las verduras en escabeche

Las verduras al escabeche son una manera genial y super fácil de usar las verduras de la huerta, ¡además todas las conservas en vinagre son deliciosas! 


Acepta-el-granjero-que-hay-en-ti-Ziploc


Materiales:

  • 1 libra de pepinos
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de vinagre
  • ½ taza de azúcar
  • 1 cdta. de sal kosher
  • Hierbas frescas

Indicaciones

  • 1

    Limpia, rebana y cocina al vapor los pepinos; asegúrate de que queden un poco crujientes. 

  • 2

    Envasa los pepinos herméticamente en los frascos de conserva. Déjalo a un lado por un momento.

  • 3

    Mezcla agua, vinagre, azúcar, sal y hierbas en una olla. Hierve.

  • 4 Vierte cuidadosamente sobre las verduras en frascos de conserva.
  • 5 Enrosca cuidadosamente la tapa de los frascos, enfría y refrigera.
  • 6

    Deja que los sabores se combinen durante aproximadamente un día y, ¡a comer!

Cubitos de hierbas y aceite de oliva

Conservar las hierbas es más fácil de lo que piensas. ¡Congela los sobrantes con aceite de oliva en bandejas cubiteras! Las hierbas no solo conservarán el sabor, sino que también absorberán el aceite y crearán la base perfecta para cualquier platillo. ¡Qué rico! Consejo privilegiado: Guarda toda la bandeja en una bolsa Ziploc® tamaño galón para evitar que tu congelador huela como una cena italiana. :)