Consejos para viajar sin estrés con niños

abril 01, 2015
Niños. Pueden ser pequeños físicamente, pero sus cosas podrían llenar un avión jumbo. Con estos consejos, viajar en avión con niños puede ser realmente fácil (o por lo menos un poco). ¡Empaca hábilmente y podrás decirles adiós a los gastos por exceso de equipaje! Sin mencionar el dolor de espalda de llevarlos. Empaca de manera muy hábil e incluso podrás hacer que el viaje sea agradable (o algo así) para todos. Y quién sabe, quizás puedas leer un capítulo entero de ese libro que empacaste para ti... quizás :)

Combina y triunfarás

¿Sales de paseo un fin de semana largo? ¡Empaca la ropa de todos en una maleta! Sí, entendiste bien. Una maleta. ¿Cómo? ¡Tan solo coloca la ropa dentro de una bolsa para maletas Ziploc® Space Bag®, ciérrala y quita el aire! Usa una bolsa para maleta Space Bag® por persona para que desempacar sea mucho más fácil. Beneficio adicional: estas bolsas son reutilizables, por eso las puedes usar una y otra vez.
Consejos para viajar en avión con niños
Consejos para viajar en avión con niños

Paquetes de diversión personales

Viaje en avión = mucho tiempo perdido. ¡Tu equipaje de mano puede ayudar! Empaca “paquetes de diversión” personales (en un lugar fácil de alcanzar) para mantener el aburrimiento al mínimo. Un libro para colorear y nuevos crayones, un avioncito de juguete y adhesivos empacados en una bolsa Ziploc® tamaño galón mantendrán entretenidos a tus hijos pequeños. Para los niños mayores, empaca un diario de viaje y algunas nuevas lapiceras en una bolsa Ziploc® tamaño cuarto de galón. Una guía de viaje para niños también puede entusiasmarlos con el destino. Y nuevamente, asegúrate de empacar los paquetes en la parte superior de tu equipaje de mano. Si puedes evitar la incómoda búsqueda debajo del asiento mientras tienes un jugo de manzana en la bandeja y tu pequeño hijo a punto de un berrinche, mejor.
Consejos para viajar en avión con niños
Consejos para viajar en avión con niños

Guarda una bolsa para tener “por si acaso” (que obviamente usarás)

Entre el vómito del bebé, el moqueo nasal de tu bebé más grande y el jugo de naranja del que va al jardín de infantes, hay un 99,9 % de probabilidades de que necesites cambiarte la ropa. Así que empaca una muda para todos, incluso para mamá, ya que el jugo de uva derramado no se detiene mágicamente en el apoyabrazos (ahhh). Ahorra espacio para tu equipo de preparación por si acaso en una bolsa Ziploc® Brand Space Bag® y coloca también un par de barras antimanchas, de esa forma tendrás la oportunidad de luchar contra esa mancha de ketchup en tu camiseta blanca nueva.
Consejos para viajar en avión con niños