4 maneras de divertirse con los vecinos

julio 01, 2014

Es bueno conocer a tus vecinos, especialmente si necesitas un huevo para una receta o alguien que cuide tu casa mientras estás de vacaciones. ¡Hazlo este verano! Entre más unidos sean, más podrás controlar la locura del verano (por ejemplo encontrar una niñera de último momento la próxima vez que la tuya falte).    

La limonada sociable

Quieres-ser-mi-vecino-Ziploc

Nada es más veraniego que un clásico puesto de limonadas en el vecindario. Haz que sea un proyecto para todos. Los niños pueden participar al hacer invitaciones, preparar la limonada y ayudar a hornear y embolsar los dulces. Por supuesto que si todo esto ocurre, los adultos podrán relajarse con una bebida y una galleta y realmente conocerse entre sí.

Directo a la barra de helados

Quieres-ser-mi-vecino-Ziploc

Si ha sido un día largo y caluroso, seguramente quieras ir directo a la barra... ¡de helados! ¿Qué creías? Hazlo fácil para ti mismo y llama a tus vecinos. Diles a algunos que traigan conos y a otros diferentes aderezos y sabores de helado. Los recipientes Ziploc® son ideales para presentar los divertidos aderezos. Habrá mucho tiempo para charlar con tus vecinos entre bocado y bocado... si lo tomas con calma.

Fiesta colectiva

Quieres-ser-mi-vecino-Ziploc
¡No tiene que ser martes para disfrutar de tacos! Sé el anfitrión de una fiesta colectiva cualquier noche de la semana. Pídele a los invitados que traigan distintos ingredientes para crear una barra de de autoservicio de tacos deliciosos. Llena recipientes Ziploc® con aderezos como tomates en cubos, queso rallado y guacamole fresco. Las salsas y los aderezos pueden servir como aderezos para los tacos y como acompañamientos de los totopos fraccionados en las bolsas para refrigerios Ziploc®.

Autocines en el vecindario

Quieres-ser-mi-vecino-Ziploc

Los autocines son geniales, pero muy difíciles de encontrar. Haz uno propio con una actividad de cine al aire libre en el vecindario. Todo lo que necesitas es una sábana blanca, un proyector (prueba alquilarlo en la biblioteca local) y una divertida película familiar. Invita a los vecinos para que se acomoden y se pongan cómodos con sillas o sábanas para picnic (mejor que en automóviles). Para tener comodidades adicionales, prepara una barra de refrigerios y bebidas para que todos seleccionen sus dulces antes de que comience la película.