Consejos para ahorrar tiempo y así dominar las prisas matutinas

julio 01, 2014
Incluso si eres el más madrugador de todos, la mañana siempre es demasiado corta cuando tienes niños. Toma diez minutos para preparar las cosas por la noche y ahorrarás más que diez minutos por la mañana, comenzando con tu cordura. Hemos recopilado 5 ideas que te ahorrarán tiempo para ayudarte a dejar de correr por las mañanas (el café no es necesario, pero lo recomendamos).

Preselecciona atuendos

Ponle un fin al lío de las mañanas
Quizás en lo que más tiempo pierdes es en elegir qué ropa usarás, a menos que seas parte de los afortunados con uniformes escolares. En lugar de tener ese terrible debate por la mañana, prepara los atuendos la noche anterior o cuelga en ganchos los conjuntos preparados para cada día de la semana. Cuelga también accesorios, como calcetines o diademas en una bolsa Ziploc® para combinar fácilmente. Independientemente de cómo los prepares, ahorrarás muchísimo tiempo.

Almuerzos para llevar

Lo clásico nunca falla. El guardar el almuerzo de tu hijo la noche anterior te ayudará a ahorrar tiempo en las mañanas. Intenta hacerlo durante o después de la hora de la cena para disminuir el desorden. ¡Lee nuestro artículo Una lección de separación de los ingredientes del almuerzo para inspirarte con las loncheras!

Equipos de emergencia matutinos

Ponle un fin al lío de las mañanas
Mantén la frase “Tengo que volver a entrar para_____” al mínimo al tener un equipo de emergencia matutino en el automóvil. Llena una bolsa Ziploc® con cosas como barras de granola, hilo, pañuelos de papel, filtro solar, cintas para el cabello, toallitas húmedas y un cepillo o peine. Nunca sabes cuándo los necesitarás, pero estarás muy contento de tenerlos a mano.

Marca el ritmo

Es difícil levantarse gruñón cuando una melodía divertida suena en todo el hogar. Haz un juego de esto y designa un “Día de DJ” para cada miembro de la familia. ¡Escuchemos los lunes de DJ Ma!

Desayuno a la velocidad de la granola

Ponle un fin al lío de las mañanas
A veces, es casi imposible incluir el desayuno en una agenda matutina caótica. Prueba comidas rápidas como omeletes en una Zip 'n Steam® de Ziploc® para activar ese metabolismo. Envasar con antelación bocadillos para desayuno simples como granola, yogurt y frutas frescas o una mezcla de frutos secos en bolsas para refrigerios Ziploc® o recipientes Ziploc® es también una buena idea para las mañanas agitadas.