¡Invité a cada uno de mis amigos a que horneen sus galletas favoritas y las traigan! La pasamos genial compartiendo recetas y comiendo las montañas de galletas (y hasta chismeamos un poco). ¡Realmente te recomiendo invitar a tus amigas a esta divertida fiesta de temporada! ¡Tu barriga estará contenta!

Quería que la atmósfera fuera casual y entretenida, así que coloqué un simple mantel blanco sobre la mesa y capas de papel madera para regalo sobre él. Luego, utilicé mis soportes de tortas, fuentes para servir y bols favoritos para mostrar las galletas que habían traído mis invitados. ¡Los toques finales fueron un carrete de cordel decorativo rojo y blanco, clásicas blondas y cascabeles dorados brillantes!