Pastel de yogur helado, brownie, chocolate y mantequilla de maní

10 min
15 a 20 porciones
Un combo de sabor clásico, la mantequilla de maní con chocolate tiene pocos opositores, y ciertamente no perderá ningún fanático cuando prepares este pastel de yogur helado soñado (pero no técnicamente de crema helada). ¿Quieres cambiar los sabores del yogur helado? ¡Hazlo! Una vez que aprendes la técnica, este pastel sin hornear se puede personalizar en todos sus aspectos.

Ingredientes

  •   
    Yogur helado de chocolate y mantequilla de maní, blando
  •   
    Yogur helado de vainilla, blando
  •   
    Galletas de chocolate, trituradas en una bolsa Ziploc®
  • 1
    brownie, cortado o en trozos del tamaño de un bocado
  •   
    Recipiente rectangular Ziploc® grande

Indicaciones

  • 1 Recubre el recipiente con papel manteca; asegúrate de que el papel manteca sobrepase los bordes para que retirar la preparación sea fácil.
  • 2 Agrega mantequilla de maní blanda y yogur helado de chocolate al contenedor, empareja la superficie. Congela durante 1 hora como mínimo.
  • 3 Agrega los trozos de brownie y las galletas de chocolate trituradas.
  • 4 Agrega el yogur helado blando y empareja la superficie. Congela durante al menos otra hora o hasta que esté listo para servir.
  • 5 Para desmoldar el pastel del recipiente, deja correr agua caliente por el exterior del mismo hasta que fácilmente se levante el papel manteca. Voltea el pastel. Recubre con el brownie y galletas de chocolate trituradas restantes.