Los mejores consejos para una mochila organizada

julio 05, 2016
Las mochilas pueden convertirse en un lugar que da miedo. Las sobras de los almuerzos y los malolientes calcetines de gimnasia ya no pueden ocultarse en el fondo de las mochilas por mucho más tiempo. Ayuda a los niños a organizarse con estas sencillas ideas "hazlo tú mismo" que mantendrán las cosas ordenadas (y con un olor agradable) todo el año.

Ambientadores "hazlo tú mismo" para mochilas

Mantén un aroma fresco en las mochilas y bolsos del gimnasio con un ambientador completamente natural. Todo lo que necesitas es un Ziploc® Twist ‘N Loc® y algunos sencillos ingredientes de la tienda de comestibles (que incluso puedes tenerlos en casa).

Materiales:

  • Envase pequeño Ziploc® Twist 'n Loc®
  • Bandeja para horno
  • Papel manteca
  • ½ de un limón
  • ½ de una naranja
  • 2 vainas frescas de vainilla, cortadas por la mitad
  • Pétalos de flores fragantes (como rosas o jacintos)
  • Martillo
  • Clavos

Indicaciones:

  • 1 Precalienta el horno a 250 °F. Luego, corta el limón y la naranja en rebanadas delgadas y forma con ellas una capa sobre una bandeja para horno revestida con papel manteca.
  • 2 Agrega pétalos de flores y las vainas de vainilla al papel de cera, asegurándote de que los ingredientes no se amontonen uno sobre el otro y que formen una capa plana.
  • 3 Hornea por 30 minutos (o hasta que los pétalos estén deshidratados para tu gusto); luego, retira del horno y deja enfriar.
  • 4 Usando el martillo y clavos, martilla algunos agujeros en la parte superior de un envase Ziploc® Twist ‘N Loc®.
  • 5 Una vez que hayas terminado los agujeros y que el popurrí se haya enfriado, agrega los ingredientes al envase.
  • 6 Gira la tapa para cerrarla y coloca el envase en una mochila para crear una fragancia natural que ayudará a luchar contra los malos olores.

Tres kits de emergencia "hazlo tú mismo"

Durante las vacaciones de verano, tus hijos saben dónde encontrar lo que quieren: ¿Deseas un refrigerio? Ve a la cocina. ¿Necesitas una venda? Saca una de la gaveta central del baño. Pero cuando empieza la escuela, las comodidades del hogar no están tan a la mano. Ayúdalos a tener un comienzo más fácil con estos kits "hazlo tú mismo" de supervivencia.

Kit de energía

Asegúrate de inclinar la balanza en favor de tu hijo(a) con un kit diseñado para ayudarlo(a) a no perder su energía y a mantener cargados los teléfonos y equipos electrónicos. Solo coloca artículos esenciales (como un cargador de teléfono, dinero extra para el almuerzo y vendas) en una bolsa marca Ziploc® para sándwich y ponla en la mochila de tu hijo(a).

Kit de cuidado personal

Tal vez no sean los suministros más glamurosos, pero los artículos de aseo personal en miniatura son realmente prácticos durante todo el día. Si tienen un kit a mano bien abastecido, evitarás que tus hijos pidan prestados artículos básicos, como protectores labiales o ligas para el cabello, a los amigos. Incluye artículos, como un minipeine, pañuelos de papel y un cepillo de dientes para viajar.

Suministros indispensables para la escuela

Solo di "no" a los suministros desorganizados. Este kit tiene todo lo que tu hijo(a) necesita para estar siempre bien abastecido(a) (¡ordenadamente!) de los suministros escolares básicos. Permite que los niños decoren el envase Ziploc® con calcomanías, y luego coloca crayones, lápices, goma de pegar, una calculadora, y todo aquello que está constantemente extraviado.

Carpetas "hazlo tú mismo"

Usa bolsas marca Ziploc® de un galón para crear las carpetas "hazlo tú mismo". Este sencillo sistema mantiene las tareas, las manualidades y los documentos protegidos y organizados. Un adicional: Las pestañas fáciles de abrir hacen que abrir estas carpetas sea muy fácil (incluso para manos pequeñitas).