Almacenar productos con Ziploc®

abril 01, 2015
A nadie le gusta llegar a casa y encontrar la espinaca para la cena de la noche echada a perder en el refrigerador. No es bueno para la cena, no es bueno para el refrigerador y no es bueno para tu cordura. Además, es una pena tener que volver a comprar productos solo porque se echaron a perder. Los productos de Ziploc® son ideales para almacenar productos, pero quizás no recuerdes qué almacenar en una bolsa y qué almacenar en un recipiente. Por lo tanto, tenemos una tabla de recipientes y bolsas muy útil de Ziploc® para ayudarte a evitar los planes de cena estropeados por productos echados a perder. ¡Para que los productos duren más!


El QUÉ, DÓNDE y CÓMO de almacenar con Ziploc®

Limones:
Los limones enteros sellados y refrigerados en una bolsa para almacenar Ziploc® duran 4 veces más que los limones que se dejan afuera en el mostrador.

 

Hierbas frescas:
Para mantener las hierbas frescas, recorta los tallos y colócalas en un contenedor con agua. Cúbrelas con una bolsa para sándwich Ziploc® y refrigera.

 

Apio y zanahorias:
Lava y corta en bastones para bocadillos. Refrigera en un recipiente rectangular grande Ziploc® con agua.

 

Brócoli y coliflor:
Para mantener la frescura, corta las flores y refrigera en una bolsa para almacenar Ziploc®. Lava antes de usar.

 

​Aguacate cortado a la mitad:
Evita que se oxide al envolver la mitad no utilizada en una toalla de papel húmeda. Exprime un limón sobre el aguacate envuelto y refrigera en una bolsa para sándwich Ziploc®.

 

Pimientos rojos:
Lava, rebana y refrigera en recipientes rectangulares medianos Ziploc® para que no se echen a perder tan rápido.

 

Rábanos:
Para mantener la frescura, recorta las partes con hojas verdes de los rábanos y refrigera en una bolsa para almacenar Ziploc®. Lava antes de usar.

 

Lechuga:
Lava y seca bien. Envuelve la lechuga con muchas hojas en una toalla de papel y refrigera en una bolsa Ziploc® para mantener la frescura.