Sencillos ajustes para el almuerzo que encantarán a niños y adultos

julio 05, 2016
Preparar y empacar almuerzos para llevar para toda la familia todos los días de la semana es una tarea abrumadora. En particular, porque a veces los niños son selectivos en lo que comen. Pero no tienes que bajar el nivel del almuerzo, ni sacrificar lo que te gusta. Aquí te presentamos tres almuerzos que pueden ajustarse fácilmente al gusto de los niños o de los adultos.

Dos formas de coliflor

El arroz de coliflor está de moda por estos días como un substituto sencillo y bajo en carbohidratos del arroz. Pero, seamos honestos, no engañarás a los niños con esto. Para hacer atractiva esta verdura para ti y los niños, usa el “arroz” como un acompañamiento saludable, y transforma el resto en sabrosos y entretenidos nuggets de coliflor.

Consejo profesional: Esta es una de las tantas formas de incorporar más verduras "disfrazadas" en la alimentación de tus hijos.

Ensalada de pollo adaptada

No hay nada como la simpleza y el sabor de una clásica ensalada de pollo para el almuerzo. Además, es una excelente receta básica que puede hacerse más elaborada con especias frescas y mayonesa con limón, o adaptarse al gusto de los niño con bocados de pollo más pequeños, uvas y una cremosas salsa para untar de acompañamiento.

Consejo profesional: En el caso de los niños más pequeños, corta el pollo en tiritas y las uvas en trozos chicos. 


¡Di macarrones con queso!

Nunca se es demasiado viejo para los macarrones con queso, la diferencia está en la preparación. Para preparar una versión para adultos, agrega un queso más fino, como brie o gruyere. O bien, usa pimientos para optimizar el sabor, como en esta receta. Prepara para los niños estos bocados de macarrones con queso que pueden comer con las manos:

1. Agrega una yema de huevo a los macarrones con queso ya preparados, y mezcla. Engrasa un molde para muffin de 12 tazas y llena cada taza con los macarrones con queso.

2. Hornea a 400°F de 10 a 15 minutos, hasta que los bordes se tornen dorados.

3. Estos bocados se mantienen bien en el congelador, así que prepara una gran cantidad y guárdalos en bolsas marca Ziploc® en el congelador. Descongela en el refrigerador y vuelve a calentar por la mañana. 

Consejos rápidos:

  • A los niños les gusta la comida que pueden comer con las manos, así que se comerán todo si preparas recetas en las que lo puedan hacer.
  • Prueba a cortar sus alimentos en formas diversas usando varios cortadores de galletitas. ¡Diviértanse!
  • Para tus comidas, piensa en sabrosos ingredientes que sean rápidos de preparar, incorporar o mezclar.
  • Usa una salsa picante para optimizar tu versión.