Comer en el escritorio

febrero 08, 2016
Los días ocupados suelen traducirse en comidas "al escritorio".” ¿Por qué no darse el gusto de hacer un picnic relajante para una persona? Convierte las gavetas de tu escritorio en una alacena y aprovecha el recreo corto no solo para almorzar, sino para nutrirte mentalmente.

Crea una “despensa” en el escritorio

Comer en el escritorio
Deja algo de espacio y organiza tenedores, cuchillos, cucharas e incluso palillos en recipientes Ziploc® Twist ‘n Loc®. No tires las salsas de tus comidas para llevar. Conserva la salsa de soja, la salsa de tomate u otros aderezos favoritos y organízalos en bolsas para refrigerios Ziploc®. Si te gustan las salsas picantes, mantén un surtido a mano y dale sabor a tus comidas del mediodía.

Trae herramientas de casa

Comer en el escritorio
Para facilitar las cosas, conserva una tabla de cortar pequeña a mano. Será muy útil para cortar en rodajas frutas frescas y vegetales, pedazos de queso, o ese enorme sándwich que preparaste para llevar.

Abastécete de refrigerios

Comer en el escritorio
Deja de gastar dinero en la máquina expendedora y ten una reserva de refrigerios que te ayuden a mantener el ritmo durante todo el día. Guarda nueces en un recipiente Ziploc® extra pequeño y mantenlo cerca de ti, te ayudará a combatir el sueño de la tarde. Llena bolsas para refrigerios Ziploc® con granola de esa forma siempre tendrás a la mano un desayuno o refrigerio rápido. La fruta que pueda mantenerse a temperatura ambiente, como las naranjas y las manzanas, son perfectas para mantenerlas en tu escritorio. 

Tómate un descanso mental

Comer en el escritorio
Mientras recargas tu cuerpo, no te olvides de alimentar tu alma. Coloca una planta en tu escritorio para tener un poco de frescura, despeja la mente con un buen libro (ventaja: es una excelente idea para que tus ojos descansen del estrés de la pantalla) o escucha un podcast para meditar. ¿Necesitas un estimulante más intenso? Mantén una alfombra para yoga y algunas pesas en tu escritorio y tómate el tiempo para hacer un poco de ejercicio.