Tres comidas congeladas con porciones perfectas

abril 26, 2017

Las bolsas y los recipientes Ziploc® con cierre hermético no solo son excelentes para guardar sobras, también ahorran tiempo, gracias a estos imaginativos trucos de preparación de comida. Estos tres consejos hacen que las comidas entre semana y los almuerzos frescos para llevar sean tan sencillos como sacar algo del congelador o refrigerador.

1. Saltea en un santiamén

Portion-Pockets
Prepara tu receta salteada favorita con anticipación para una comida rápida y sencilla durante la semana. Las bolsas para congelar Ziploc®  mantienen separados los distintos pasos de la receta, y las pestañas abrefácil te dan un acceso súper rápido a los ingredientes mientras cocinas.
Portion-Pockets

Comienza por reunir los ingredientes y tres bolsas para congelar Ziploc®, y luego sigue estos pasos sencillos.

  • 1

    Lava y pica las verduras al tamaño de un bocado, y ponlas en una bolsa para congelar Ziploc® grande.

  • 2

    Combina los ingredientes de la salsa en una bolsa para congelar Ziploc® grande y agita para mezclar.

  • 3

    Corta carne, pescado o tofu al tamaño de un bocado y colócalo en otra bolsa para congelar Ziploc® mediana, añade la mitad de la salsa y agita para mezclar.

  • 4

    Agrega las dos bolsas para congelar Ziploc® de cuarto de litro selladas que contengan la salsa y la proteína marinada a la bolsa con las verduras. Etiqueta la comida con el contenido y la fecha, sella y guarda en el congelador. Descongela en el refrigerador antes de cocinar.

Para cocinar, pon una sartén a fuego alto y añade una cucharada de aceite. Dora la proteína y resérvala. Saltea las verduras, añade la salsa y la proteína dorada, y cocina a fuego lento hasta que esté bien cocida. Sirve con arroz, fideos u otros granos cocidos.

2. Hamburguesas precongeladas al instante

Portion-Pockets

Con un poco de imaginación, y con bolsas para congelar Ziploc®, las carnes para hamburguesa de tamaño perfecto, hechas en casa, son muy fáciles de preparar. Esta bolsa sirve como tazón para mezclar sin ensuciarte y como protección contra las quemaduras por congelación, lo que te garantiza el éxito al asar a la parrilla. Una vez finalizado el trabajo preliminar, es fácil preparar una comida para una persona o para una multitud en pocos minutos. Sigue estos pasos sencillos

  • 1

    En una bolsa para congelar Ziploc®, combina carne vacuna molida y tus condimentos preferidos, desde la sal y la pimienta básicas, hasta una receta más gourmet.

  • 2

    Cierra la bolsa, mientras quitas el aire de su interior, y mezcla con cuidado amasando con las manos.

  • 3

    Coloca la bolsa cerrada sobre una superficie plana y presiona la mezcla para formar una capa uniforme. Presiona con una brocheta o con un palillo chino para formar marcas en forma de cuadrícula en la bolsa, creando nueve cuadrados.

  • 4

    Congela; luego, rompe una o más porciones en las marcas para cocinar, y guarda las demás en el congelador para más tarde.

3. Porciones de sopa

Portion-Pockets

Nada satisface mejor el antojo por el sabor del hogar que un plato de sopa caliente. Si buscas una manera creativa de llevar el sabor de casa adonde vayas, divide porciones individuales de las sobras de la sopa en recipientes Ziploc® Twist ’n Loc® y guárdalas en el congelador. 

Empaca para llevar: el sello a prueba de fugas evitará que te preocupes por los derrames, y podrás recalentar al llegar a tu destino.