Calabaza espagueti con tomates asados, queso mozzarella y nueces de pino

45 minutos
Rinde: 2
Este sencillo plato de “espagueti” es una comida vegetariana y sin gluten repleta de ingredientes saludables. No olvides preparar suficientes porciones para tener sobras para el almuerzo (sabe aún mejor al día siguiente).

Ingredientes

  • 1

    calabaza espagueti, cortada a lo largo por la mitad
  •   
    Aceite de oliva extra virgen
  • 1

    taza de tomates uva o cherry, cortados por la mitad
  • 1

    diente de ajo, picado
  • ¼
    cdta. de orégano deshidratado
  • ½
    taza de mozzarella, rallado
  • ¼
    taza de albahaca, picada
  • 2

    cdas. de nueces de pino
  •   
    Hojuelas de chile deshidratado (opcional)

Indicaciones

  • 1 Precalienta el horno a 400 °F y cubre una bandeja para horno con papel manteca. Separa las semillas y las venas del centro de cada calabaza, y deséchalas. Masajea la pulpa expuesta de la calabaza ligeramente con aceite de oliva, y coloca la calabaza con el lado cortado hacia abajo en la bandeja para horno. Hornea por 25 a 30 minutos, hasta que esté suave y hasta que puedas agarrar los fideos de calabaza espagueti con un tenedor. (Mantén el horno encendido para asar los tomates.) Raspa y revuelve los fideos de calabaza con un tenedor, y deja que se enfríe. (Si estás preparando esta receta para servirla más tarde, deja que se enfríe, luego colócala en recipientes Ziploc® y refrigera.)
  • 2 En una bandeja para horno por separado recubierta con papel manteca, mezcla los tomates con ½ cucharada de aceite, ajo, orégano y algunas pizcas de sal y pimienta. Coloca los tomates en el horno y ásalos hasta que revienten y burbujeen, alrededor de 10 a 15 minutos. (Si estás preparando esta receta para servirla más tarde, deja que se enfríe, luego colócala en recipientes Ziploc® y refrigera.)
  • 3 Sirve una porción de tomates, queso, albahaca, nueces de pino y hojuelas de chile (si las estás usando). Calienta la calabaza en el microondas, luego cubre con tomates, queso y albahaca, y calienta de nuevo en el microondas hasta que el queso se derrita. Cubre con nueces de pino y hojuelas de chile (si las estás usando).