Sopa de frijoles blancos con col rizada y chorizo

6 porciones

¡Todas las sopas de frijoles blancos quieren ser tan ricas como esta! El chorizo fresco sacude las papilas gustativas con un poco de calor, mientras que los frijoles cremosos y la col rizada radiante se combinan para una comida abundante y gratificante.

Ingredientes

  • ½
    libra de chorizo fresco sin piel
  • 1
    atado de col rizada de hoja plana, picada
  • 1
    cda. de aceite de oliva
  • 1
    cebolla amarilla, pelada y en cubos
  • 1
    diente de ajo, pelado y picado
  • 1
    papa Yukon Gold pelada y en cubos
  • 6
    tazas de caldo de pollo bajo en sodio
  • 2
    latas de frijoles cannellini
  •   
    Sal y pimienta a gusto

Indicaciones

  • 1

    En una olla grande a temperatura media a alta, saltea chorizo hasta que esté cocido y dorado; aproximadamente 8 minutos.

  • 2

    Agrega col rizada y saltea durante 2 minutos hasta que esté blanda pero todavía presente un color verde brillante. Retira y coloca en un plato y reserva hasta que se necesite.

  • 3

    En la misma olla a temperatura media, agrega aceite de oliva, cebollas y ajo. Saltea hasta que las cebollas estén transparentes, aproximadamente 5 minutos.

  • 4

    Agrega papas, 2 tazas de caldo de pollo y 1 lata de frijoles cannellini; lleva a hervor. Baja la temperatura para cocinar a fuego lento durante 10 minutos o hasta que la preparación esté tierna.

  • 5 Haz puré en una licuadora hasta lograr una preparación homogénea; aproximadamente 1 minuto. Coloca nuevamente la mezcla en la olla y lleva a hervor.
  • 6 Lleva la cocción a fuego lento y agrega el resto del caldo de pollo, los frijoles cannellini, el chorizo y la col rizada, y salpimienta a gusto. Cocina a fuego lento durante 2 minutos, luego sirve.

Consejo

Sirve con crutones de pan de maíz. Para hacer los crutones, corta en cubos el pan de maíz y luego colócalos en una bandeja para horno. Hornea de 15 a 20 minutos a 375 °F hasta que se tuesten y doren.