Sopa de tomate y albahaca apta para congelador

4 porciones de 2 tazas
¿Hace frío en la oficina? ¡No hay problema! Caliéntate desde adentro hacia afuera con esta fresca y sabrosa sopa de tomate y albahaca. Con cada preparación, obtienes sopa para cuatro almuerzos. Se puede duplicar o triplicar para más almuerzos sabrosos aptos para congelador.

Ingredientes

  • 2

    cdas. de aceite de oliva
  • 2

    dientes de ajo, picados
  • 1

    cebolla mediana, en cubos
  • 1

    lata de 28 onzas de tomates enteros

  • de taza de hojas de albahaca fresca
  • 4

    tazas de caldo de pollo o verduras
  • ½
    taza, crema “Half and Half”
  •   
    Sal y pimienta, al gusto

Indicaciones

  • 1 En una sartén grande, calienta aceite de oliva a temperatura media a alta. Agrega ajo y cebolla, y cocina hasta sentir el aroma y que estén suaves (aproximadamente cinco minutos).
  • 2 Agrega tomates, albahaca y caldo de pollo. Hierve, reduce la temperatura y cocina a fuego lento durante 10 minutos.
  • 3 Con una licuadora de inmersión, licúa la sopa hasta que esté sin grumos. O bien vierte por partes en una licuadora estándar y licúa hasta que esté sin grumos. Vuelve a colocar la sopa en la olla.
  • 4 Agrega crema, sal y pimienta sin dejar de revolver. Sirve la sopa en recipientes Ziploc® Twist ‘n Loc con un cucharón y deja una pulgada de espacio en la parte superior para cuando se expanda en el congelador. Etiqueta y congela.
  • 5 Para recalentar: descongela la sopa durante la noche, luego calienta sin tapar en el microondas entre 90 segundos y 2 minutos o hasta que esté todo caliente. Revuelve bien.