Risotto de setas rápido y fácil

35 min
6 porciones
“Risotto” y “fácil” no son dos palabras que vayan juntas con mucha frecuencia. El risotto no tiene por qué ser difícil. Todo lo que necesitas son instrucciones fáciles y 30 minutos para ti (lo que, según el día, puede ser la parte más difícil de esta receta).

Ingredientes

  • 4

    cdas. de mantequilla sin sal
  • 1

    cda. de aceite de oliva
  • ½
    cebolla amarilla, en cubos finos
  • 1

    diente de ajo, machacado
  • 16

    oz de setas frescas surtidas, en rodajas gruesas
  • 2

    tazas de arroz Arborio (arroz italiano para risotto)
  • 8

    oz de vino blanco
  • 5-6

    tazas de caldo de pollo, conservado caliente
  •   
    Sal kosher
  •   
    Pimienta negra molida fresca
  •   
    Cebollín para decorar

Indicaciones

  • 1 Precalienta el horno a 400 °F. Calienta 2 cucharadas de mantequilla con aceite de oliva en una sartén profunda a temperatura media a baja. Agrega las cebollas y cocina durante unos 2 minutos. Agrega el ajo y cocina durante un minuto más. Agrega las setas frescas y cocina durante unos 5 minutos, o hasta que las setas comiencen a marchitarse. Condimenta ligeramente con sal y pimienta.
  • 2 Agrega el arroz a la sartén y revuelve para cubrirlo. Agrega el vino sin dejar de revolver y luego cocina hasta que el líquido se haya absorbido. Agrega el caldo de pollo sin dejar de revolver, una taza a la vez, y deja que el arroz absorba el líquido entre cada incorporación. Sigue agregando y revolviendo hasta que el risotto esté cremoso y suave, aproximadamente 30 minutos (puedes o no usar todo el caldo de pollo). Condimenta con sal y pimienta.
  • 3 Mientras se cocina el risotto, asa el camote entero en el horno entre 35 y 55 minutos, o hasta que esté suave (para cocinar en el microondas, pincha los camotes con un tenedor y cocina en un plato apto para microondas durante unos 8 minutos a alta temperatura, voltéalo una vez). Reserva para tu almuerzo, camotes rellenos con risotto de setas.
  • 4 Sin dejar de revolver retira el risotto del fuego y agrega el resto de la mantequilla. Sirve caliente, decorado con cebollinos cortados.