Calabaza moscada y tamales de maíz

16 porciones
Para muchas personas, los tamales son indispensables en los días festivos. Y el tiempo que lleva prepararlos bien es parte de esa tradición. Te mostramos cómo preparar una tanda vegetariana no tradicional pero sabrosa con calabaza moscada y relleno de maíz. ¡Reúne a toda la familia en la cocina para prepararlos juntos y crear recuerdos! Si no puedes preparar todo de una vez, sigue nuestros consejos de preparación para dividir el proceso en varias noches.

Ingredientes

  • 1

    paquete de 6 onzas de hojas de maíz secas

  • Para la masa:
  • 4

    tazas de masa harina (búscala en el pasillo de harinas)

  • 2

    cucharaditas de polvo para hornear
  • 1

    cucharadita de sal

  • 1 ⅓

    taza de manteca vegetal o manteca de cerdo

  • 10

    oz de caldo de verduras 

  • Para la calabaza moscada y relleno de maíz:
  • 2

    cucharadas de aceite de oliva

  • 2

    tazas de calabaza moscada en cubos pequeños

  • 1

    taza de granos de maíz frescos

  • 1

    cucharaditas de comino

  • 1

    cucharaditas de coriandro

  •   

    Sal kosher, a gusto

  •   

    Pimienta negra recién molida, a gusto

  • Para la salsa de chile:
  • 2

    vainas secas de chile
  • 2

    chipotle en salsa de adobo

  • 2 ½

    tazas de agua

  • 1 a 2

    cucharaditas de sal kosher, a gusto

Indicaciones

  • 1

    Prepara la salsa. Coloca las vainas de chile y la salsa de chipotle en una olla pequeña con agua. Hierve a temperatura media, luego baja el fuego. Deja que se cocine a fuego lento durante 15 a 20 minutos. Pasa la salsa a una licuadora y licúa hasta obtener una consistencia suave. Cuela la salsa en un bol, agrega sal a gusto.

  • 2 Mientras se cocina la salsa, prepara el relleno de verduras. Calienta el aceite de oliva en una sartén profunda a temperatura media baja. Agrega la calabaza moscada y condimenta con un poco de sal. Cocina aproximadamente 5 minutos, revuelve ocasionalmente y luego agrega el maíz. Condimenta con comino, cilantro y unas 2 cucharadas de la salsa de chile preparada. Ajusta los condimentos con sal y pimienta y reserva.
  • 3 Prepara la masa mezclando la harina de maíz con polvo para hornear y sal. Incorpora batiendo la manteca vegetal o de cerdo hasta que se desmenuce, como si fuera masa de pastel, con una batidora eléctrica, un bol con cuchara de madera, dos tenedores o un cortador de pasta. Agrega el caldo gradualmente hasta obtener una masa consistente (es posible que no necesites todo el caldo).


    Consejo: Si preparas la masa con anticipación, pásala a una bolsa Ziploc® y refrigera o congela hasta que esté lista para armas los tamales. 


  • 4

    Antes de armarlos, pon en remojo las hojas de maíz secas en agua caliente por 20 a 30 minutos. 



    Consejo: Esto es fácil de hacer en una bolsa Ziploc®. Solo coloca las hojas, agrega agua, sella y deja reposar. Cuando las hojas de maíz estén flexibles, sácalas y sécalas con suavidad con una toalla de cocina.

  • 5 Esparce 2-3 cucharadas de la masa sobre las hojas de maíz aproximadamente 1 ½ pulgadas desde la parte angosta de la hoja. Usa la palma de tu mano para presionar la masa y hacer que tenga un espesor aproximado de ¼ pulgada. Coloca 1 ó 2 cucharadas del relleno en el centro, luego dobla o enrolla las hojas de maíz hacia el centro. Si lo deseas, usa una tira de hoja de maíz para atarlo.
  • 6 Cocina al vapor en una olla de vapor durante 1 hora y controla periódicamente para asegurarte de que siempre haya agua en el fondo de la olla. Calienta agua en una pava para que puedas agregar más si es necesario.
  • 7

    Cuando esté cocinado, saca las hojas y sírvelas con un chorrito de la salsa de chile que reservaste, ¡y disfruta!



    Consejo: También puedes refrigerar o congelar los tamales cocinados y fríos en bolsas Ziploc® para otro momento, o para regalar a amigos y familiares. Los tamales se pueden recalentar en el microondas.