Batido de banana y arándanos congelados

5 minutos
1 porción
¿Necesitas un batido que puedas preparar y guardar en el congelador para después? ¡Ey! La mitad de este desayuno rápido, delicioso y lleno de proteínas está preparado en el congelador. En vez de hielo, las rodajas de bananas y arándanos se colocan en el congelador en una bolsa Ziploc® hasta que las necesitas (congelar las frutas hace que el hielo utilizado en otras recetas de batidos sea innecesario y hace que el batido sea más cremoso). Coloca una porción congelada en la licuadora, agrega el resto de los ingredientes y licúa hasta que esté listo para servir. ¡Prueba de que un desayuno con un poco de preparación puede ser simple y delicioso!

Ingredientes

  • ½

    taza de arándanos

  • ½

    banana en rodajas

  • 1
    dátil medjool picado sin carozo
  • 1

    cda. de avena

  • 1

    taza de leche de almendras

  • 1

    cda. de mantequilla de almendras

Indicaciones

Preparación previa:
  • 1 Pela una banana y córtala en rodajas, coloca en dos bolsas Ziploc® para sándwich. Agrega ½ taza de arándanos azules en cada una y coloca las bolsas en el congelador durante al menos cuatro horas.
Listo para comer:
  • 1 Coloca banana congelada en rebanadas y arándanos azules en la licuadora. Agrega dátiles, avena, leche de almendras y mantequilla de almendras y procesa hasta que esté cremoso y homogéneo. Si el batido está demasiado espeso, agrega más leche de almendras.